Todo sobre el almendro

Rendimento pepitas

sábado, 27 febrero 2016, 19:22

En la siguiente figura se muestra el rendimiento (% de pepita frente al peso total de la almendra) de distintas variedades de almendro.

La primera observación que llama la atención es la gran diversidad de materia seca necesaria para producir 100 kg de pepita entre las diferentes variedades estudiadas, de tal manera que para ‘Guara’, la variedad más eficiente, se necesita menos de la mitad de materia seca (41%) que para ‘Desmayo Largueta’, que en este aspecto es la variedad menos eficiente. Esto supone que la variedad Guara necesita menos nutrientes y agua para un mejor rendimiento, siendo una alternativa muy eficiente económicamente en plantaciones actuales de secano.

 

 rendimiento pepita

fuente: CITA - Centro de Investigación y Tecnología Alimentaría de Aragón  CITA

¿Qué patrón elegir?

sábado, 27 febrero 2016, 18:58

Pié Franco o Pié Híbrido, ¿que es mejor?

Tradicionalmente el cultivo del almendro se ha limitado a las zonas más secas y con los suelos más pobres, cultivo que era posible mediante el empleo patrones francos, de semilla. Inicialmente estos portainjertos provenían de almendra amarga, los cuales fueron sustituyendose por los de almendra dulce, por ser bastante más homogéneos.  En España la variedad dulce empleada para patrón franco suele ser el almendro Garrigues, por tener un buen vigor y un sistema radicular de calidad, y de forma anecdótica, la variedad Atocha. En California la variedad más empleada para tal fin ha sido Texas.

En la década de los 70, los híbridos de melocotonero x almendro (Prunus persica x Prunus amygdalus) empezaron a ser conocidos en nuestro pais, de manera que a día de hoy en la elección de un patrón de almendro se puede optar por el franco de semilla o por los híbridos, y dentro de estos últimos hay dos principales: el GF-677 y GxN-15 (Garnem).

La presencia de almendros injertados sobre diferentes pies de ciruelo es testimonial, empleandose este patrón en suelos encharcadizos donde otros se pudren. Si se dan esas condiciones de suelo, la recomendación es no plantar almendros.

Híbridos (GF-677 y GxN-15)

 

Su resistencia a la clorosis férrica es muy alta, aunque algo menos que el pie franco, no obstante soporta sin problemas hasta un 18% o más de caliza activa en suelos francos y arenosos, y un 13% en arcillosos.

El híbrido tiene un comportamiento respecto al franco superior en casi todo, confiriendo un mayor vigor a la variedad (sobre un 20% más) y dando unas producciones superiores. 

  • GF-677: de origen francés (INRA, Burdeos), es sensible a nematodos agalladores (Meloidogyne). A finales de los 80, CSIC-Aula Dei en Zaragoza obtuvieron su propio híbrido a partir de variedades autóctonas, sería el ADAFUEL.

  • GxN-15 (Garnem): obtenido por el CITA de Aragón por el cruzamiento de almendro Garfí x melocotonero Nemared,  posee características similares a GF-677 pero hereda la tolerancia a nematodos y la coloración púrpura de su progenitor Nemaguard. Por su tolerancia a dichos nematodos es el único recomendado en replantaciones.

 

La tendencia actual respecto a los patrones de almendro es la siguiente: 

Con las necesidades de agua del cultivo cubiertas, 500 mm de agua de lluvia más un riego de 250 mm, el almendro, la decisión es clara (sin tener en cuanta otros aspectos particulares de cada caso), y responde al empleo de patrones de almendro híbridos, porque son más productivos. El GxN-15 (Garnem) por ser tolerante a nematodos, cada año va ganando terreno al GF-677, que continua en la oferta viverística por ser el más conocido más que por otra cosa. Vemos que con buenas condiciones hídricas la balanza está a favor de los pies híbridos. En secanos frescos con 400-500 mm, sería un tema a debatir ¿pero qué ocurre en secanos extremos?

Numerosas plantaciones de almendro continuan realizándose en secanos sin la posibilidad de implantar un sistema de riego, con precipitaciones de 250 mm, como en algunas comarcas murcianas, por ejemplo. En estas zonas, el pie franco es un patrón que muchos agricultores no han dejado de emplear pues les da una mayor confianza, ya que al cabo de unos años han visto caer la mayoría de los pies híbridos que plantaron, y perdurar los francos.

La bibliografía señala  que el patrón híbrido es superior al franco tanto en regadío como en secano, pero a pesar de que ambos son resistentes a la sequía, una diferencia según mi opinión, que puede estar equivocada, radica en que al inducir el híbrido un mayor desarrollo en la variedad, al fin y al cabo, tenemos árboles más grandes, que necesitan más alimento y sobre todo más agua. Si para colmo escogemos este portainjertos sobre variedades de almendro vigorosas de por sí, y realizamos la plantación en un terreno rico en nutrientes, bien nitrogenado, y demás, vamos a necesitar cantidades industriales de agua y al cabo de unos años la plantación se va a secar.

La poda del almendro

lunes, 22 febrero 2016, 16:17

Tipos de poda

  • Poda de formación: Su nombre lo dice, formar al árbol para darle la estructura deseada.
  • Poda de fructificación: Su función es equilibrar ramas y brotes para conseguir la mayor productividad posible (se intenta no perjudicar al árbol ni menguar en calidad de producto)
  • Poda de restauración: Es la que se aplica cuando se quiere rejuvenecer un árbol o recuperar en caso de una afección severa por enfermedad.

Teniendo claro los 3 tipos de poda, veamos cómo podar un almendro para cada tipo de poda:

Poda de formación del almendro

Normalmente, cuando se va formar un almendro se parte de un árbo adquirido del viverista así que vamos a empezar desde ese punto. También se puede obtener un vástago de almendro pero eso ya lo veremos en otra ocasión. Partiendo desde el punto en el que tenemos un árbol de aproximadamente 1 m, debemos empezar la poda de formación cuanto antes. Los periodos de poda en seco se realizan siempre cuando el árbol tiene la mínima actividad fisiológica posible, en el reposo invernal, que comprende desde noviembre hasta febrero aproximadamente.

La poda de formación durará aproximadamente 4 años. En cada uno de esos años se deben realizar podas con ligeros matices según va evolucionando el árbol. Entremos en materia:

Año 1

Una vez tenemos plantado el vástago procedente del vivero tendremos que podar por encima de una rama anticipada a la altura de un 1 metro aproximadamente. Las ramas destinadas a ser las principales, (normalmente 3 o 4), se cortan a 2 yemas por encima de una yema inferior. Todas las ramas anticipadas que queden por debajo de estas 4 se deben cortar a una yema. Estas ramas serán las denominadas tirasavias y permitirán que el tronco ensanche.

Cuando el almendro esté en periodo vegetativo (después del invierno), escogeremos 4 brotes vigorosos y pinzamos a 3 o 4 hojas del brote nacido de la segunda yema. Estas ramas se podarán durante la poda del siguiente invierno.

Almendro año 1 agro

Poda del almendro: Año 1

 

Año 2

Las ramas principales van creciendo y les salen ramas anticipadas. Las ramas principales se deben cortar a una altura de 2/3 de su longitud. Las ramas que queden a 25 cm por debajo de la linea de poda deben cortarse a una yema. Las inferiores las dejaremos. Son las que formarán las ramas secundarias. También se deben eliminar desde la base, las tirasavias que habíamos dejado.

almendro2agro

Poda del almendro: Año 2

 

Año 3

Repetimos la misma operación. Podamos a 2/3 de longitud las principales y a una yema las ramas que estén a 25cm por debajo de la línea de poda. Las ramas inferiores seguirán formando secundarias de segundo nivel. Es importante eliminar las ramas que van hacia dentro de la copa del árbol. Deben ir hacia fuera.

almdendro3 agro

Poda del almendro: Año 3

 

Año 4

El árbo del año 4 ya no lo hemos dibujado porque la poda ya consiste básicamente en eliminación de chupones que tiren hacia el interior. Ya las ramas principales crecen mucho menos

 

Poda de fructificación o mantenimiento

La poda de fructificación tiene como objetivo principal establecer las ramas secundarias productivas. Esta poda consite en repartir y equilibrar bien las ramas productivas por todo el árbol durante el 4 y 5 año. Eliminación de chupones, despuntando prolongaciones y en general eliminado ramas muertas, improductivas y enfermas. Según vayan pasando lo años, el almendro será cada vez menos productivo. Todo árbol tiene unos años de máxima producción y luego empieza a decaer de forma natural. En nuestras manos está que ese período de máxima producción se alargue lo más posible. Para ello, es aconsejable realizar aclareos ligeros cada 3 años aprovechando, por ejemplo, brotes nuevos para rejuvenecer las secundarias.

Poda de restauración

Normalmente esta poda se debe hacer cuando ya no queda otra solución. Es lo más drástico a la hora de intentar recuperar un árbol enfermo por ejemplo. Las recomendaciones para hacer o no hacer esta poda radican en el grosor de las ramas principales. Si el diámetro supera los 10 cm no es conveniente hacer la poda. La herida abierta es muy grande. En estos casos, la sustitución por otro ejemplar jóven es lo más adecuado.

La poda de restauración se debe hacer al comienzo del reposo invernal (noviembre) dejando las ramas principales con una longitud de 0,5 m haciendo los cortes, lo más limpios posible.

poda-restauración agro

Poda del almendro: restauración

fuente: agromática

Etiquetas: poda

Polinización del almendro

jueves, 18 febrero 2016, 07:33

Polinizadores más adecuados en almendro según variedad

Abeja polinizando 

Tradicionalmente en nuestro país la polinización ha supuesto un problema en el cultivo del almendro, ya que no se le ha dado la importancia que realmente merece. Para que una plantación de almendros tenga éxito, uno de los factores principales a tener en cuenta es la elección de la variedad o variedades desde el punto de vista de una correcta polinización que asegure la rentabilidad del cultivo.

Las variedades tradicionales dan almendra de gran calidad, pero son autoincompatibles (o autoestériles), su propio polen no es viable, necesitando el polen de una distinta variedad para poder dar fruta (polinización cruzada). Por este motivo, si optamos por variedades tradicionales, necesariamente escogeremos aquella combinación cuya floración sea lo más cercana posible para conseguir un máximo solape en el tiempo, o bien optaremos por variedades autofértiles o autocompatibles, es decir, que sean capaces de autopolinizarse, pudiendo plantar todos los árboles de la misma variedad (aunque a veces se recomiendan asociaciones aún en variedades autofértiles).

La típica combinación de Desmayo Largueta con Marcona, no deja de ser imperfecta debido a que cuando Desmayo Largueta florece, a Marcona todavía le faltan horas de calor para iniciar la floración, de manera que no hay solape de floraciones y la cosecha se resiente. Un problema añadido es que la mayoría de variedades tradicionales son de floración temprana, por tanto sensibles a heladas.

Desde la década de los ochenta se han ido introduciendo variedades de almendro autofértiles y de floración tardía, que solucionan el problema de la polinización y reducen el riesgo de heladas, como fue en su día la variedad Guara. Los principales centros de investigación españoles (CEBAS de Murcia, IRTA de Cataluña, CITA de Aragón) y extranjeros (INRA de Francia) encaminan sus investigaciones a continuar obteniendo variedades autocompatibles con características mejoradas; resistencia a distintas enfermedades, distintos portes arbóreos (crecimiento erecto o abierto), distintas fechas de maduración, y de floración incluso extra tardía, posibilitando el cultivo del almendro en zonas donde antes era técnicamente imposible. Las principales variedades que se emplean hoy en día, tanto tradicionales como modernas, y sus características en cuanto a polinización, floración y recolección, las hemos tratado de recoger en la tabla siguiente:

 

Variedad   cultivada Polinizador recomendado Floración Maduración
Antoñeta Autofértil Tardía Temprana
Atocha Autoincompatible; otras de floración media a temprana Media-temprana Tardia
Ayles Autofértil Tardía Media
Belona Autofertil Tardía Media
Blanquerna Autofértil Media Temprana
Cambra Autofértil Tardía Temprana
Carrero Autoincompatible; Marcona, y otras de floración media-tardía Media Temprana
Constantí Autofertil, aunque mejora con: Vairo, Glorieta, Francolí,   Guara Tardía Media
Cristomorto Autoincompatible; Glorieta, Cambra y otras de floración tardía Tardía Media
Desmayo largueta Autoincompatible; Ramillete y otras de floración muy temprana Muy temprana Tardía
Desmayo rojo Autoincompatible; otras de floración temprana a muy temprana Media-Temprana Media
Diamar Autofértil Muy tardía Temprana
Doble Fina Autoincompatible; Marcona, Blanquerna y otras de floración media Media Media
Esperanza Autoincompatible; otras de floración temprana Temprana Media
Felisia Autofértil Muy tardía Media
Ferraduel Autoincompatible; Ferragnes, Lauranne, Guara, y otras de   floración tardía Tardía Tardía
Ferragnes Autoincompatible; Ferraduel, Lauranne, Guara, y otras de   floración tardía Tardía Media
Francoli Autoincompatible; Glorieta, Ferragnès y otras de floración   tardía Tardía Media-temp.
Freygulio Autoincompatible; otras de floración tardía Tardía Media
Garrigues Autofertil Media-temprana Media
Genco Autofértil Media-tardía Media
Glorieta Autoincompatible; Masbovera, Francolí, Ferragnes, Cambra y   otras de floración tardía  Tardía Media
Guara Autofértil Tardía Temprana
Jordana Autoincompatible; otras de floración muy temprana Muy temprana Muy temprana
Jordi Autoincompatible; otras de floración temprana Temprana Media
Lauranne Autofertil Tardía Media
Marcona Autoincompatible; Blanquerna, Planeta, Pajarera, Ramillete, Doble fina, Carreró, etc. Media-temprana Media
Mardía Autofertil Muy tardía Temprana
Marinada Autofértil (comun mezclar con Tarraco) Muy Tardía Media
Marta Autofértil Tardía Media
Masbovera Autoincompatible; Glorieta, Francolí, Ferragnes y otras de   floración tardía Tardia Media
Moncayo Autofertil Muy tardía Media
Pajarera Autoincompatible; Blanquerna, Planeta y otras de floración   temprana Temprana Tardía
Penta Autofértil Muy tardía Temprana
Pep de Juneda Autoincompatible; otras de floración temprana Temprana Tardía
Peraleja (Cartagenera) Autoincompatible; otras de floración temprana Temprana Media
Planeta Autoincompatible; Ramillete, Doble Fina y otras de floración   temprana Temprana Temprana
Ramillete Autoincompatible: otras de floración temprana Temprana Temprana
Rof Autoincompatible: otras de floración media Media Temprana
Rumbeta Autoincompatible: otras de floración media Media Temprana
Soleta Autofertil Tardía Media

 

Tras la correcta elección varietal, solo queda una recomendación para conseguir la máxima producción. El polen del almendro es demasiado pesado, por lo que no puede ser transportado por el viento, siendo esta labor de los insectos. Estos insectos son básicamente abejas silvestres, las cuales están cada día más mermadas por causas naturales (el ácaro Avarroa) y por la mano del hombre (uso de pesticidas, especialmente en floración). Por ello es muy recomendable disponer 4-6 colmenas por hectárea.

fuente: agrologica.es

 

 

Calendario floración

miércoles, 17 febrero 2016, 16:26

Calendario de floración de las principales variedades comerciales de almendro

La época de floración de los frutales y en este caso del almendro, depende de las horas frío y de los grados hora de calor que haya recibido la planta durante el invierno. En general, esta especie exige en torno a 330 y 500 horas de frío para florecer, en función de la variedad.

El almendro es el frutal que antes florece, por lo que el riesgo de heladas es mayor, de ahí que uno de los objetivos en la investigación  de nuevas variedades haya sido el de obtener variedades de floración tardía.

Estas variedades tardías son precisamente tardías por requerir muchas horas de frio, de calor, o ambas cosas. Si comparamos la variedad más temprana de la tabla (Desmayo Largueta), con la más tardía (Mardía), vemos que en cuanto a horas de frío, la primera requiere de 428 horas, por 503 de Mardía. No es una diferencia exagerada, pero si a esto sumamos los grados de calor que la planta debe acumular para su floración, Mardía requiere casi del doble (10200), que Largueta (5400), lo que en la práctica supone florecer dos meses más tarde.

Este calendario agrupa la floración de todas estas variedades en una misma zona.

La imagen siguiente recopila datos sobre la época de floración en el sureste español, de las principales variedades de almendro (Prunus amygdalus) cultivadas actualmente. Se ordena por fecha, desde floración temprana, media estación, y tardía, a muy tardía, en cuatro colores distintos.

Para su elaboración se han consultado datos propios de varios años, así como de publicaciones oficiales, y finalmente, y en el caso de variedades modernas, se han comparado con los datos de los obtentores, extrapolados mediante varios cálculos al sureste peninsular, para lo cual se han tenido en cuenta horas frío y horas de calor de cada año siempre en base a las estaciones climáticas del lugar. Las fechas expuestas en el calendario van a variar en función de las temperaturas de cada año, así como de cada zona en concreto, pudiendo existir perfectamente un mes de diferencia en cuanto a floración entre Lérida y Sevilla, o Zaragoza y Murcia, por ejemplo.

fuente: blog.agrológica.es

Calendario floración